PAI.- TLC II- TEST LEER PARA COMPREDER II. EVALUACIÓN DE LA COMPRENSIÓN DE TEXTOS

PAI.- TLC II-  TEST LEER PARA COMPREDER II
Editorial:
PAIDOS
Año de edición:
Número Edición:
Materia
PEDAGOGIA
ISBN:
978-950-12-7100-3
Páginas:
132
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

Continuando con la saga de la investigación que se inició con el Test Leer para comprender para niños entre 9 y 12 años, esta obra retoma el inicio de la escuela y avanza en el trabajo sobre la siguiente franja etaria: el inicio de la escuela secundaria. El tema de la comprensión lectora ha ganado en visibilidad y constituye un tópico de la agenda educativa toda vez que se trata de una competencia indispensable para desempeñarse eficazmente en cualquie ámbito de la vida cotidiana. El desarrollo tecnológico -con su creciente cantidad de intercambios virtuales de todo tipo- no ha disminuido el horizonte de la comprensión lectora, sino por el contrario, lo ha complejizado. Se trata de un proceso en el que intervienen factores múltiples -lingüístico, psicolingüísticos, culturales y personales- y que la escuela debe abordar con fundamento teórico y adecuadas estrategias metodológicas. En este sentido, el modelo de comprensión que aquí se propone - y que reconoce 11 áreas o componentes- ha traído ventajas, ya que facilita la identificación de dificultades específicas de comprensión y po lo tanto permite intervenir de modo focal sobre la misma.

Continuando con la saga de la investigación que se inició con el Test Leer para comprender para niños entre 9 y 12 años, esta obra retoma el inicio de la escuela y avanza en el trabajo sobre la siguiente franja etaria: el inicio de la escuela secundaria. El tema de la comprensión lectora ha ganado en visibilidad y constituye un tópico de la agenda educativa toda vez que se trata de una competencia indispensable para desempeñarse eficazmente en cualquie ámbito de la vida cotidiana. El desarrollo tecnológico -con su creciente cantidad de intercambios virtuales de todo tipo- no ha disminuido el horizonte de la comprensión lectora, sino por el contrario, lo ha complejizado. Se trata de un proceso en el que intervienen factores múltiples -lingüístico, psicolingüísticos, culturales y personales- y que la escuela debe abordar con fundamento teórico y adecuadas estrategias metodológicas. En este sentido, el modelo de comprensión que aquí se propone - y que reconoce 11 áreas o componentes- ha traído ventajas, ya que facilita la identificación de dificultades específicas de comprensión y po lo tanto permite intervenir de modo focal sobre la misma.