PLA.- CAMINO A CASA. LA VERDAD DE LA VIDA EN MARTE

PLA.- CAMINO A CASA. LA VERDAD DE LA VIDA EN MARTE
Editorial:
BOOKET
Número Edición:
Materia
NOVELA JUVENIL
ISBN:
978-607-07-5638-2
Páginas:
224
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

Estas dos novelas de Naief Yehya nos recuerdan cómo era ser joven: Camino a casa es la crónica de un sábado cualquiera en la vida de un chavo chilango, a quien le gusta el grunge, jugar Mortal Kombat, ver Beavis y Butthead y tocar en una banda con sus cuates (no es muy bueno aunque le echa ganas); pero ese día su novia, Ximena, no aparece por ningún lado… hasta que por fin se topan en una fiesta, donde los dos se llevarán una sorpresa de alcances imprevistos…

En La verdad de la vida en Marte, tres jóvenes buscan una salida, una respuesta y un sentido a sus vidas; Fernando está harto de su familia: sus papás se la viven peleando. Pero una noche que se queda a dormir en casa de un amigo lo suelta: «¡Vámonos de viaje!». Además de su amigo, invita también a Alfonso, quien, casi sin tener opción, decide ir y se trepan al Golf rojo de Fernando. Sin embargo, los tres no tienen idea de adónde los llevará el camino…

Estas dos novelas de Naief Yehya nos recuerdan cómo era ser joven: Camino a casa es la crónica de un sábado cualquiera en la vida de un chavo chilango, a quien le gusta el grunge, jugar Mortal Kombat, ver Beavis y Butthead y tocar en una banda con sus cuates (no es muy bueno aunque le echa ganas); pero ese día su novia, Ximena, no aparece por ningún lado… hasta que por fin se topan en una fiesta, donde los dos se llevarán una sorpresa de alcances imprevistos…

En La verdad de la vida en Marte, tres jóvenes buscan una salida, una respuesta y un sentido a sus vidas; Fernando está harto de su familia: sus papás se la viven peleando. Pero una noche que se queda a dormir en casa de un amigo lo suelta: «¡Vámonos de viaje!». Además de su amigo, invita también a Alfonso, quien, casi sin tener opción, decide ir y se trepan al Golf rojo de Fernando. Sin embargo, los tres no tienen idea de adónde los llevará el camino…